shadow

Sobre las conductas desafiantes y la autorregulación en la escuela

Como ya vimos en el post Autorregulación en el aula (I), la autorregulación es la habilidad que nos permite analizar las situaciones y ser capaces de llevar a cabo respuestas que sean adecuadas y adaptativas. Y su importancia radica en que es un prerrequisito para poder mostrar una conducta adecuada de cara a que se produzca un aprendizaje adecuado (aunque básicamente es un requisito para cualquier cosa).

Tener unas adecuadas habilidades de autorregulación disminuye la posibilidad de que se produzcan conductas desafiantes, definidas como “toda conducta culturalmente anormal de tal intensidad, frecuencia o duración que es probable que la seguridad física de la persona o de los demás corra serio peligro, o que limite el uso de las oportunidades normales que ofrece la comunidad, o que, incluso, se le niegue el acceso a dichas oportunidades” (Emerson, 1995, citado por Escribano y cols., 2010). Nos vamos a encontrar con que en ocasiones a nuestros alumnos les puede costar mantener la atención, estar sentados, estar autorregulados – controlar conductas desafiantes… y puede ocurrir por distintas circunstancias/causas. Recordemos, y esto es sumamente importante, que la conducta desafiante es la punta del iceberg, lo observable, la consecuencia, pero la casuística por la que se producen dichas conductas puede muy variada, como indica Rosa Álvarez (ver imagen).

Así que, como vemos en el iceberg, tanto dificultades comunicativas (expresivas y/o comprensivas), cognitivas (funciones ejecutivas…), emocionales, sensoriales (hiporresponsibilidad, hiperresponsibilidad, dispraxia, búsqueda de sensaciones, evitación de sensaciones, intereses sensoriales inusuales, registro sensorial pobre…),etc. pueden entorpecer el desempeño ocupacional del alumnado en la escuela y en múltiples ocupaciones. Y la culpa no es del niño... ¡se levanta porque lo necesita! ¡ha empujado al compañero porque no calibra su fuerza o no sabe que eso está mal! ¡se ha comido un lápiz porque buscaba tranquilizarse! Tenemos que buscar las causas, enseñarles a comprender las situaciones y ayudarles a que las puedan gestionar de una forma funcional y adecuada. Debemos dirigir la mirada hacia… ¿qué puedo hacer para que esto le sea mas fácil para él/ella, esté contento/a y pueda participar en sus ocupaciones?

Por eso es importante realizar un adecuado análisis funcional de la conducta y observar la actividad – ambiente en el/los que se producen las dificultades, para intentar encontrar la/s causa/s de dicha conducta. Os enlazo dos documentos: el primero es un ejemplo de registro realizado por Understood, por si os viene bien como guía y el segundo, que también tiene contiene ejemplos de registro, sobre la respuesta educativa ante conductas desafiantes.

Descarga el registro de frustración de Undestood (enlace).

Descarga el documento la respuesta educativa en conductas desafiantes (enlace).

Así que, vamos a seguir profundizando en algunas herramientas y/o estrategias que nos pueden servir para ayudar a nuestros alumnos a estar autorregulados y felices en clase. Lo ideal es tener un enfoque proactivo, es decir, preventivo, siguiendo las pautas que nos marca el Apoyo Conductual Positivo. Recordemos, podemos hacer muchas cosas para ayudar a los niños a autor regularse y a ayudarles a participar ¡no lo hace a propósito!.

¿Qué puedo hacer? Algunas ideas

En el post Autorregulación en el aula (I), hablamos de la importancia del puesto de trabajo, de los “asientos flexibles”, del control estimular, tratamos las actividades de movimiento y el trabajo pesado, nos introdujimos en los fidgets, recordamos las cajas antiestrés, la importancia de anticipar, de la actitud del adulto y de la importancia de que las actividades sean divertidas, motivantes y partan de los centros de interés. En este post vamos a seguir profundizando en los fidgets y en la ropa sensorial.

Más sobre los Fidgets

Un fidget es un objeto un elemento que se introduce para que los niños puedan tener movimiento (aunque sea un poquito), para ayudarles a estar atentos y regulados. ¿A que todos nosotros cuando nos “ponemos nerviosos” hacemos algo así?: mordernos las uñas, jugar con los rizos del pelo, dar golpecitos en el suelo, estirarnos, etc. Sydney Zentall, refiriéndose al rendimiento de niños con hiperactividad, afirma que realizar tareas secundarias motoras, les puede ayudar a realizar la tarea principal.

¿Qué características son deseables en un fidget?

Hay unas pautas generales para seleccionar un fidget y que sea adecuado. Básicamente, tiene que ser agradable para el niño y la “receta mágica” para seleccionarlo es probar distintos tipos y ver con cuál se siente mejor y sirve al propósito para el cual implementamos esta estrategia: si es que baje el nivel de alerta, pues que se tranquilice; si es que esté atento, que mejore la calidad y el tiempo de su atención, etc.. Debe ser seguro y barato. Para mí, que cumpla con su propósito, sea agradable para el alumno, seguro y barato, son las características principales con las que debe cumplir un buen fidget. Ahora bien, si vamos a usar un fidget durante las clases, Additude (2016) hace esta serie de recomendaciones que me parecen muy interesantes:

  • Debe ser silencioso y discreto: para no molestar durante el desarrollo de la clase.
  • Mejor que provea de estimulación táctil: si usamos figdets más visuales, pueden convertirse en un distractor ¡queremos que la atención del niño sea hace la tarea, el maestro, la pizarra, los cuadernos!
  • Seguro: por motivos obvios, que no pueda atragantarse o que no esté hecho con productos tóxicos.
  • Asegurarse de que el resto de profesionales lo utilice. A la hora de llevarlo al colegio, los maestros deben dar el visto bueno para el elemento/actividad seleccionado/s, para que sea aplicable y que realmente sea una ayuda para el niño.
  • Barato: ya que si se usa bastante puede que acabe deteriorándose ¡o incluso que se pierda!. Es buena idea tener alguno de repuesto en los principales ambientes donde se desempeña el niño.
  • Asegurarse de que se usa como una herramienta y no como un juguete. Este video de la terapeuta ocupacional Keri Wilmot me parece que es bastante ilustrativo. Explica la diferencia entre un juguete y un fidget, que aunque sea bastante evidente, cuando se produjo el boom de los spinners hace unos meses, saltaron algunas dudas sobre este tema.


Si no os salen por defectos los subtítulos en español, sólo tenéis que darle a las opciones de configuración,
en la zona inferior del video a la izquierda de donde pone Youtube.

Así, tenemos fidgets que pueden ser usados a nivel oral (mordedores y joyas sensoriales), fidgets que podemos usar con las manos, con los pies y ropa sensorial. Compartimos más ejemplos de fidgets, por si os pueden ser útiles.

Os enseño algunos mordedores o joyas sensoriales más, que complementan a los que vimos en el post ¿Por qué se lleva todo a la boca?:

Por orden:
1-. Colgante mordedor Ark Diamante. Ark es una marca que tiene muchos mordedores. Éste es bastante grande y a cada color corresponde a un nivel de resistencia diferente: violeta-rojo (medio), turquesa-rosa (duro) y azul-lavanda (extra duro).
2.- Colgante fantasía Chewigem. Estos son bastante diferentes a los de Ark. Son más duros, la sensación es más bien como si mordieras una chuche dura, como una pirueta o algo así. Tiene unos diseños bastante muchos, también me gustan bastante o amplían las opciones de elección.
3.- Joya mordedor – calavera. Éste la verdad es que no lo conocía. Puede estar bien para chicos con necesidad de morder moderada o para chicos con conductas de búsqueda oral, ya que tiene rugosidades que pueden gustan a algunas personas.
4.- Joya ChewBuddy redonda. Éste otro tampoco lo conocía y también me ha gustado mucho. Tiene una superficie bastante grande y es más duro que la calavera (dureza media – alta).

También tenemos los fidgets para usar con las manos:

Por orden:
1.- Spinner brillante. Ya lo comentábamos antes. Este fidget suscitó cierta polémica ¿es un juguete o es un fidget? La respuesta, como hemos visto en el video de Keri… es depende del niño. Aporta un poquito de sensación de peso y para clase probablemente no sea la mejor opción. Sin embargo, creo que sí puede ser útil para niños que se fijan mucho en lo visual como elemento de autorregulación.
2.- Fidget Mister Fred. Es como un globo relleno de plastilina o de harina compacta… es esa sensación la que me da al tocarlo. Sé de más de uno al que le encantaría tirarle de los pelitos. Es bastante agradable al tacto, creo que puede tener bastante utilidades y no hace nada de ruido.
3.- Llavero Fidget resorte Arco Iris. Adoro los fidgets tipo llavero. Suelen cumplir con dos características interesantes: muy económicos y muy discretos. Suelo llevarlos encima en las formaciones y suelen gustar mucho. Se los he enseñado a muchas personas y les parecen tan agradables que me comentan que los usarían para ellos mismos. Además como vienen con la anilla-llavero, se pueden colgar de los vaqueros o de la mochila para evitar que se pierda y tenerlo siempre a mano.
4.- Fidget Loopezz. Éste también puede estar bien para clase. También es discreto. Puede ser manipulado con una o con las dos manos. Se me ocurre que este puede funcionar bien para las esperas o para momentos como las asambleas ¡ya os contaré!.

La ropa sensorial

Con respecto a la ropa sensorial, vamos a hablar de tres tipos de prendas. Por una parte tenemos empresas que fabrican ropa sin etiquetas y sin costuras, para ayudar especialmente a niños con hipersensibilidad táctil. Por otra, tenemos ropa que lo que hace es ofrecer compresión, ya que el tacto profundo ofrece una sensación calmante para el sistema nervioso. Y por otra, tenemos ropa lastrada, que también produce una sensación de tacto profundo que ayuda a calmar el sistema nervioso. El principio por el que funcionan estas últimas se explica en este video.


De nuevo, si no os salen por defectos los subtítulos en español, haced clic en las opciones de configuración,
en la zona inferior del video a la izquierda del botón de Youtube.

Son muchas, y cada vez más, las marcas que se dedican a producir ropa adaptada en general, y para aspectos sensoriales en particular. Podéis ver las webs de Spio, la colección de ropa Cat and Jack,  o la de HopToys. Algunos ejemplos de este tipo de prendas serían:

Por orden:
1.- Chaleco sin mangas con lastre. Con distintos compartimentos a los que introducir peso que aportan sensación de tacto profundo.
2.- Chaleco presión. Como su propio nombre indica, aporta sensación de compresión.
3.- Sudadera capilla Squease. Sudadera con capucha que va sujeta a un chaleco con lastre. Diseñado pensando en personas con hipersensibilidad táctil a las que pueden molestar etiquetas o ciertas texturas. Está dentro de una gama de productos textiles que aportan e tacto profundo por presión.

Concluyendo…

Vamos a ir cerrando este tema por ahora. Sólo recordar varias cuestiones importantes:

  • Los fidgets pueden ser una buena opción para unos y/o puede no serlo para otros. Pueden serlo en algunos ambientes sí, y/o en otros no. Pueden funcionar de manos y/o no orales, etc. ¡es sólo un recurso, puede no ser el ideal en función del niño, situación o tipo!
  • Como todo, las cosas funcionan si se evalúan, planifican e implementan usando la lógica (si somos sanitarios siguiendo un razonamiento clínico). ¡Hay que hacer las cosas con cabeza y dando tiempo a las estrategia  antes de decidir que no funcionan!
  • Usar estrategias visuales para asegurar la comprensión y la motivación.
  • Nunca olvidar la importancia de la estructuración!.
  • Las estrategias conductuales ayudan a los aspectos sensoriales.
¡Seguiremos tratando este tema en posts futuros!

 


Referencias

  • Additude. (2016). The secret power of fidgets How multitasking promotes focus – if done right. Disponible en enlace.
  • Álvarez, R. Conductas desafiantes en los Trastornos del Espectro Autista. Disponible en enlace.
  • Comín, D. Conductas desafiantes, agresiones y autoagresiones en los Trastornos del Espectro del Autismo. Parte IV. Disponible en enlace.
  • Escribano, L.; González del Yerro, A.; Ortíz, M.; Simón,ó C.; Tarragona, M. y Uribe, E. (2010). La prevención de conductas desafiantes en la escuela infantil: un enfoque proactivo. Méjico: Fundación Educación y Desarrollo.
  • HopToys. Squease: ¡la ropa para la autorregulación que simplifica la vida!. Disponible en enlace.

¿Te parece útil ? Si te ha gustado esta entrada y si eres seguidor del blog, sabrás que reivindicamos la presencia de los terapeutas ocupacionales en los centros educativos. Por eso te invito a compartir esta entrada con el hashtag #TerapiaOcupacionalenEducaciónYA, para concienciar a la sociedad de la necesidad de incluirnos en el sistema educativo.

#TerapiaOcupacionalenEducaciónYA


Agradecimientos

Este es un post patrocinado por HopToys ¡gracias por permitirme probar nuevos materiales!.


* Los enlaces a compras me ayudan a pagar los gastos de mantenimiento de la web.

* Todas las publicaciones de este blog son meramente informativas. Ante la sospecha de una disfunción sensorial, consulte a su Terapeuta Ocupacional formado en Integración Sensorial para realizar una adecuada evaluación de estos aspectos.

Firma

Autor

Sabina Barrios

Doctora por la Uex. Licenciada en Ciencias del Deporte. Diplomada en Terapia Ocupacional. Formación en Pediatría, Psicomotricidad, Integración Sensorial y Atención Temprana.

Comments

  1. Raquel    

    Hola Sabina. Enhorabuena por tu blog y tus entradas. Solo me queda una duda después de leerte. Sería interesante explicar que para decidir qué Fidget o qué adaptación sensorial elegir para un niño es mejor consultar con un TO. En mi práctica diaria veo como no siempre se usan las estrategias adecuadas cuando no se conocen bien las necesidades sensoriales de un niño. La Integración Sensorial ahora está de moda, y sería un inconveniente tremendo para los niños que cada cual la aplicase a su buen entender. Me refiero a que después de leer alguno de los post me queda la duda de que si cualquiera que lo lee puede tomar decisiones no correctas sobre un niño. Gracias

    1. Sabina Barrios    

      Hola Raquel. Muchas gracias por tu comentario. Lo tendré en cuenta 😉. Si ves todos los posts de integración sensorial tienen la misma firma que dice que en caso de detectar problemas se consulte con un Terapeuta Ocupacional certificado. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *