shadow

La preparación y la participación en el sueño

“Descanso y Sueño” es una de las Áreas de Ocupación del funcionamiento humano que describe la Asociación Americana de Terapia Ocupacional (AOTA) en uno de los documentos fundamentales para la práctica de la Terapia Ocupacional (disponible en los anexos). Todas las personas descansamos y dormimos tras participar en el resto de nuestras actividades cotidianas, así que pasamos durmiendo buena parte de nuestra vida. El sueño afecta significativamente al resto de dichas áreas, por lo que la calidad de nuestro descanso es fundamental para poder rendir en el trabajo, durante la realización de las tareas de casa o en los entrenamientos. Además, cuando descansamos bien estamos de mejor humor y somos más positivos.

Actividades que componen el área de ocupación de Descanso y Sueño (AOTA, 2010)

Actividades que componen el área de ocupación de Descanso y Sueño (AOTA, 2010)

En el caso de los niños, un buen descanso es fundamental para poder aprender, para que puedan jugar con sus hermanos y/o compañeros, en definitiva, para desenvolverse en cualquier área. Y de ese descanso dependen su alerta, su predisposición para hacer “lo que sea”, su humor y su calidad de vida (y dicho sea de paso, el de toda la familia).

¿Qué podemos hacer? ¡Enseñar a los niños a descansar y a dormir!.  

1.- Establecer horarios y rutinas para la hora de dormir:

Debemos seleccionar una hora para acostarse que sea apropiada en función de la edad (enlace a tabla de sueño de Guía Infantil) y del horario del niño. No es lo mismo si se levanta a las 6:00 para ir al colegio, que si lo hace a las 8:15 horas. Así que hay que tener ambos factores en cuenta. También se deben tratar de mantener horarios regulares si los niños todavía son pequeños y duermen siestas, y que las siestas no sean a una hora muy tardía.

Es muy importante establecer rutinas predecibles que hagan ver al niño que la hora de dormir se está acercando. Incorporar alguna actividad o juego tranquilo como leer un cuento, cantar una canción, coger el peluche de dormir (como objeto de transición)… podrían ayudar.

Los apoyos visuales también pueden ser una herramienta útil. Pueden ser diseñados de distintas formas, como un póster, un llavero, un guión… Personalmente me gusta que sea cual sea el diseño, sea una herramienta que fomente la participación del niño en el uso de ese apoyo. Por ejemplo, que el niño tenga que ir colocando “fichas” o  pictos en el póster a medida que completa los pasos de las actividades que se van a realizar para preparar el sueño. Y por supuesto, como siempre, le reforzamos y le recordamos lo bien que lo está haciendo. También se debe ir avisando a nivel verbal.
Captura de pantalla 2015-09-28 a las 10.46.25 Captura de pantalla 2015-09-28 a las 10.46.16
Os dejo con dos ejemplos. Son dos guiones-secuencias muy sencillas. En la primera, se trata de poner una estrella cada vez que se completa un paso. Estrellas de Educateautism (enlace). Y en la segunda colocamos el picto una vez se ha completa la tarea. Puede haber tantas variedades de apoyos como niños hay en el mundo. Nos tenemos que adaptar a su forma de aprender. Ambos apoyos hechos con Pictos de ARASAAC.
poster buenas noches
En la página Edukame hay varios recursos interesantes sobre este tema. Más información.
* El pase para la hora de dormir. Os dejo un apoyo visual que no es exactamente para usarlo dentro de la preparación del sueño, pero por si os es útil: es para intentar controlar las veces que se levanta de noche. Podéis encontrar más información aquí (enlace).
pase
El pase de la hora de dormir. Tomado de Autism Speaks. Enlace justo arriba.
2.- Ayudar a que el nivel de alerta vaya disminuyendo a medida que se acerca la hora de dormir:

Se deben evitar las actividades estimulantes antes de dormir. Así que debemos de tratar de que las actividades que impliquen actividad física, ver dibujos u otros programas en la televisión, juegos en la tablet que puedan elevar su alerta. Podemos cambiar a actividades calmantes como: un baño caliente, escuchar música relajante, mirar un acuario o unas luces relevantes, aceites esenciales suaves o alguna actividad que implique un balanceo. Observar las reacciones del niño a estas actividades, porque si el baño le excita, mejor probar otra cosa y adelantar el baño a una hora más temprana.

Algunos niños con TPS (Trastornos del Procesamiento Sensorial), podrían beneficiarse del uso de objetos que ofrezcan vibración o de elementos lastrados que aportan una sensación extra de tacto profundo y/o propiocepción (enlace al post Comprendiendo la Propiocepción). A otros chicos les puede relajar un masaje “apretando un poquito”, dormir con el saco de dormir (que pesa un poquito), una manta que pese un poco.

3.- Asegurarnos de que el entorno del niño es seguro y propicia el descanso:

El niño debe sentirse seguro en su habitación. Si tiene miedo a la oscuridad, quizá sea buena idea usar una luz tenue, o si suele levantar se a hacer pis, tener una luz con pulsador que pueda llevase para ir al baño.

Hay quien recomienda que la habitación sea un lugar solo para dormir, y que se usen otras dependencias de la casa para hacer los deberes y/o jugar, para así crear la asociación de que ese es un lugar para el descanso.

La habitación debe cumplir con unos requisitos como:

  • Estar lo más aislada posible del ruido y estímulos ambientales alertantes.
  • A algunos niños les relaja el “white noise” o ruido blanco. Tenéis App gratuitas que los reproducen.
  • Cortinas que eviten que entren luces del exterior.
  • Mantener una temperatura adecuada y agradable.
  • Evitar que queden móviles, consolas o televisión.
  • El pijama y las sábanas han de ser suaves y del gusto del niño.
  • Que el área de sueño no cambie mucho. ¿A que cuando nos cambian la almohada estamos molestos?
4.- ¡A moverse! Apuntarlo a hacer actividad física.

Todas las personas necesitamos hacer deporte para tener una buena salud. Pero además, el ejercicio ayuda a dormir. Una actividad física moderada puede ser beneficiosa para el descanso de los pequeños. Eso sí, es imprescindible que esa actividad finalice varias horas antes de dormir, porque justo después de realizar ejercicio, el cuerpo se activa. Puede elegirse una actividad extraescolar, nadar en la piscina, psicomotricidad… alguna actividad que se adapte a los intereses del chico, y creo que a estas alturas no vamos a incidir en la importancia de que los niños jueguen y se relacionen…

5 .- Debemos ser cuidadosos con algunos aspectos:

  • Evitar las actividades que activen la alerta y que estimulen al niño en las horas próximas al sueño.
  • Evitar las cenas copiosas, mejor merendar y que la cena sea ligera.
  • Evitar alimentos y refrescos estimulantes.
  • También ir disminuyendo la cantidad de líquidos que toma para evitar que se levante a hacer pis.
  • Tener cuidado y vigilar los cambios en las rutinas, y comprobar cómo influyen en el descanso.
  • Evitar los estímulos ambientales que puedan alertar al chico (la televisión alta en el salón, luz frontal, etc.).
  • Ojo, algunos medicamentos pueden influir en la calidad del sueño, así que si crees que la medicación está influyendo en el descanso del niño, consulta con tu especialista.

¡En caso de sospecha de un trastorno del sueño consulta con un especialista!

Referencias bibliográficas – Más información

  • AOTA. (2010). Marco de trabajo para la práctica de la Terapia Ocupacional. Disponible aquí.
  • AOTA. Establecimiento de rutinas para niños a la hora de acostarse. Disponible aquí.
  • Autism Speaks. Sleep Strategies for Teens with Autism Spectrum Disorder. A Guide for Parents. Disponible aquí.
  • Autismo Teletón. Dificultades de sueño en niños con Trastornos del Espectro Autista. Disponible aquí.
  • Autismo Teletón. Hábitos de sueño. Disponible aquí.
  • Lindsey Biel, Nancy Peske. (2009). Raising a Sensory Smart Child: The Definitive Handbook for Helping Your Child with SensoryProcessing Issues. Disponible en Amazon.

     

Autor

Sabina Barrios

Doctora por la Uex. Licenciada en Ciencias del Deporte. Diplomada en Terapia Ocupacional. Formación en Pediatría, Psicomotricidad, Integración Sensorial y Atención Temprana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *